¿Qué es el Daño Cerebral Adquirido?

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) se define como una lesión que se produce de forma repentina en el cerebro debido a causas externas (traumatismos craneoencefálicos o TCE) o internas.

Cuando las fuerzas son externas, el cerebro puede ser dañado directamente por un objeto penetrante que atraviesa el cráneo, como al recibir un disparo de bala, o al recibir un golpe tan violento que haga que el cerebro choque con las paredes internas del cráneo. Las causas de daño cerebral de origen interno más comunes son los accidentes cerebrovasculares (hemorragia o bloqueo de una arteria cerebral), tumor (crecimiento anormal de células cerebrales)…

Las lesiones cerebrales son relativamente frecuentes. Casi 4 de cada 1000 personas sufren algún tipo de daño cerebral adquirido, a diferencia de las 4 por 100.000 que sufren una lesión medular o las 10 por 100.000 que sufren parálisis cerebral. Las lesiones cerebrales internas ocurren en un 2-3 por 1000 de población y su frecuencia aumenta con la edad. La lesión cerebral de origen interno más común es el infarto cerebral, sin embargo éste ocurre generalmente a personas mayores de 50 años y en muchos casos mayores de 70. Factores de riesgo para lesiones cerebrales de origen interno son el nivel alto de colesterol, fumar, tensión arterial alta, consumo excesivo de alcohol, etc.