El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, acompañado del alcalde, Ernesto Marín y de la edil municipal de Servicios Sociales, Ana María Bertón, visitaron ayer el Centro Integral para pacientes con Daño Cerebral Adquirido de Cádiz (ADACCA), que se está construyendo en una parcela cedida por la Diputación Provincial de Cádiz a esta entidad en la Urbanización Los Gallos.

La construcción de este centro está cofinanciada con 606.808 por el Gobierno de España a través de las subvenciones con cargo a la asignación para fines sociales del 0,7% del IRPF al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, gracias a la solidaridad de las personas contribuyentes que marcaron la casilla de fines sociales en su Declaración de la Renta.

También ha recibido ayudas para ejecutar los accesos, procedentes del Programa de Fomento de Empleo Agrario (Profea), por importe de 237.056 euros (169.326 euros de mano de obra, abonados íntegramente por el Servicio Público de Empleo Estatal, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social).

La primera piedra del Centro se colocó en octubre de 2009. La superficie del local es de 2.410 metros cuadrados, en este momento se aborda la quinta fase de construcción y se espera que esté en funcionamiento en uno o dos años. Con una capacidad asistencial máxima de 132 plazas contará con plazas en Unidad de Estancia Diurna y plazas residenciales, a la espera de concertar por la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

El equipo multidisciplinar previsto será de, al menos, 50 personas: neuropsicólogos, psicólogos familiares, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, auxiliares, personal de mantenimiento, conductores, educadores sociales, auxiliares, administrativo, trabajador social y dirección.

Marín puso en valor el “enorme trabajo que realizan las organizaciones no gubernamentales en Chiclana, cuya labor resulta fundamental en las políticas sociales que las administraciones ponen en marcha y, por ello, me siento siempre obligado a establecer lazos de unión y colaboración en todas las áreas que estas entidades lo precisen, siempre en la medida de nuestras posibilidades”.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cádiz destacó “el importante papel de estas asociaciones y entidades que conforman el llamado tercer sector, que atienden a situaciones, personas y colectivos a quienes los recursos de la Administración no permiten llegar en las mejores condiciones deseables. Un ejemplo claro es la colaboración que presta ADACCA al colectivo de Personas con discapacidad”.

De Torre subrayó que, “pese a que las políticas sociales no son competencia del Estado sino de la Comunidad Autónoma, con este programa del 0,7% se garantiza la solidaridad en todo el territorio nacional. Estas subvenciones son gestionadas por el Gobierno y suponen un gesto de solidaridad, que permite contar con presupuesto adicional para ser distribuido con criterios objetivos y ayudar a quienes más lo necesitan”.

ADACCA lleva invertidos 1.300.000 euros en este centro que permitirá una atención provincial a estos pacientes “gracias a la generosidad y al altruismo de los familiares, que son los primeros en detectar el problema y lo hacen notar a la Administración para que se les preste la ayuda que necesitan”, añadió De Torre.

Diario de Cádiz 11 de marzo de 2014