Primera piriñaca del mes de septiembre, crítica y divertida como siempre, con su toque de aceite, vinagre y sal…