La última piriñaca de agosto, cortita pero buena, de las que gusta repetir. Esperamos que os guste: